21 de mayo de 2017

¡Ha ocurrido! Y, ahora, ¿qué?

Bueno, pues ha ocurrido. Pedro Sánchez vuelve a dirigir el PSOE. Y con la autoridad de una victoria aplastante.

Primer test: Moción de censura de Podemos. Me caben pocas dudas de lo que hará el PSOE. Votar junto con Podemos. ¿Se les unirá algún partido nacionalista? Tampoco me caben muchas dudas de que se les unirá el frente independentista catalán. ¡Bonito panorama! No recuerdo muy bien las matemáticas parlamentarias, pero con un poco de mala suerte, tenemos a Pablo Iglesias en el gobierno. ¿Alguien recuerda el complot que estaba urdiendo Pedro Sanchez cuando le echaron los de su propio partido? Pues aquí está otra vez. Y si Pablo Iglesias llega al gobierno, Podemos no será lo que ahora quiere aparentar ser. La verdad de lo que es él y Podemos, es lo que decían cuando no tenían que disimular. Un pequeño vídeo para desmemoriados:


Y ahora, una cosa que a algunos les va a molestar, pero que es una verdad incontrovertible: El único valladar al populismo de extrema izquierda que nos quiere llevar a la ruina y la catástrofe, se llama PP. Al que le guste bien. Al que no le guste, también bien. Somos libres. A mí no me gusta, pero no se trata de que me guste o no. Es así. El que quiera esa supuesta “catarsis” que algunos añoran, que la llame. Pero cuando llegue yo les consideraré responsables. Y creo que la historia también. Naturalmente, eso no tiene ninguna importancia, pero que cada palo aguante su vela y el que tenga oídos para ver y ojos para ver, que oiga y vea. A mí me queda la palabra.


Mientras tanto, vivamos confiados. Comamos y bebamos en la ciudad alegre y confiada. Elucubremos. Imaginemos que nunca pasa nada, que las decisiones no tienen consecuencias.

No hay comentarios: