8 de febrero de 2012

Frases 8-II-2012

Ya sabéis por el nombre de mi blog que soy como una urraca que recoge todo lo que brilla para llevarlo a su nido. Desde hace años, tal vez desde más o menos 1998, he ido recopilando toda idea que me parecía brillante, viniese de donde viniese. Lo he hecho con el espíritu con que Odiseo lo hacía para no olvidarse de Ítaca y Penélope, o de Penélope tejiendo y destejiendo su manto para no olvidar a Odiseo. Cuando las brumas de la flor del loto de lo cotidiano enturbian mi recuerdo de lo que merece la pena en la vida, de cuál es la forma adecuada de vivirla, doy un paseo aleatorio por estas ideas, me rescato del olvido y recupero la consciencia. Son para mí como un elixir contra la anestesia paralizante del olvido y evitan que Circe me convierta en cerdo. Espero que también tengan este efecto benéfico para vosotros. Por eso empiezo a publicar una a la semana a partir del 13 de Enero del 2010.


San Agustín plantea este principio general: “Mientras que los impíos hacen mal uso de los males e, incluso, de los bienes, los justos hacen bien uso de los bienes e, incluso, de los males”. Dicho de otra forma, para los limpios, todo es limpio, y para el impuro, todo está manchado. Recitar un Avemaría es un bien. Dar limosna es un bien Lo mismo que acostarse con una mujer. pero si somos malos, hacemos mal uso de todo eso: recitamos un Avemaría para no saludar a Marcel, damos limosna para que el gentío nos aplauda, nos acostamos con una mujer que no es la nuestra, es decir, que no nos acostamos con ella entera, sino sólo con algunos de sus órganos, en un momento pasajero de su vida. Y a la inversa, tener una muela cariada es un pesar. Pasar el día con el primo Gérard es un pesar. Lo mismo que si a uno le operan un ojo con anestesia local. Pero si somos buenos, de todo ello hacemos un buen uso: nos alegramos de ese dolor de muelas que nos ayuda a ayunar el viernes, nos esforzamos por ver en Gérard una criatura de Dios más sorprendente que el oricteropo* del zoo de Vicennes y aprovechamos nuestro ojo desorbitado para hablarle de la fe a nuestro oftalmólogo.

Fabrice Hadjadj, “Tenga usted éxito en su muerte”. Cfr. “El los que aman a Dios, todo coopera para el bien” carta de san Pablo a los Romanos Capítulo 8 versículo 28.

*El “oricteropo” (del griego orycter, “excavador” y pous, “pie”) es más conocido como “cerdo hormiguero”. Es un mamífero rechoncho, de grandes orejas, hocico muy largo y garras afiladas. Es de costumbres nocturnas, vive al sur del Sahara y se alimenta de hormigas y termitas.

3 comentarios:

Arka Media dijo...

Hallo, wie geht es dir? Ihr Blog sieht gut aus.

Danke.

Ayelén dijo...

Hola Tomás! Interesante tu filosofía.

Anónimo dijo...

Hola Ayelén, soy Tomás.

me alegro que te parezca intewresante mi filosofía.
Estupendos los tres pilares de tu vida.
Gracias y bienvenida al blog.

Tomás