4 de febrero de 2017

Trump, el rayo que no cesa

El 5 y el 10 de Noviembre y el 11 de Diciembre publiqué sendos posts con los títuloss de "Ante las elecciones USA", "Tras las elecciones USA" y "Peligros y oportunidades de Trump y la teoría económica de los grifos y las piscinas.

En todas ellas venía a decir que ante lo poquísimo que me atraían ambos candidatos y, a pesar de la zafiedad de Trump, y consciente de sus peligros, atisbaba oportunidades y que, por lo tanto, si fuese americano votaría a Trump y estaría dispuesto al "wait and see". No han pasado ni unas semanas desde su toma de posesión y casi no tengo mucho más que esperar.

El viernes por la mañana mandé un mail a una larga lista de remitentes. Ante la "avalancha de respuestas que obtuve, escribí otro la mañana del sábado y hoy, madrugada del Domingo escribo un tercero. Los copio a continuación.


Viernes 3 de Febrero 10,00h

Esta semana he estado demasiado liado y no he podido escribir nada parab enviar hoy. Así que, ¡descansad un poco de mí!

Pero aunque no haya escrito nada, sí que quiero decir algo sobre el fenómeno Trump que cada día sale con una nueva boutade. La de hoy ha sido colgar el teléfono al primer ministro de Australia. ¡Viva el nuevo estilo de diplomacia! Pero hay una cosa que me preocupa. Atisbo que algunos católicos, entre ellos algún sacerdote, cegados por el hecho de que Trump haya cerrado el grifo a la financiación pública de Planned Parenthood, la multinacional del aborto y del tráfico de órganos de fetos y a la financiación de campañas de abortos en los países en desarrollo, parece que están dispuestos a hacer la vista gorda a todo lo demás o, al menos, a mirarlo con benevolencia. Por supuesto, soy católico. Por supuesto, soy pro vida y anti aborto. Por supuesto, me alegro de que Trump haya cerrado ese grifo. Por supuesto, me alegro que el Vicepresidente Pence haya ido a la multitudinaria manifestación pro vida que ha habido en Washington. Pero eso no va a cegar mi espíritu crítico contra Trump y, si en algún momento estuve a punto de concederle el beneficio de la duda, ese espacio de duda se va achicando día a día. Sus continuos dislates se lo están comiendo. Pero me preocupa la escasa capacidad crítica de los que con el tema del aborto ya están escribiendo cartas de felicitación.

No sabía si escribir sobre la marcha algo sobre esto en el cuerpo del mail. Pero ayer, una persona me dio la clave. ¡Trump es como Gil y Gil! El mismo prototipo. Cortado por el mismo patrón. Con una pequeña diferencia, que Gil y Gil sólo llegó a alcalde de Marbella y Trump es presidente de los EEUU de Norteamérica. Si Trum hace con los EEUU, y de rebote con el mundo, lo que Gil y Gil hizo con Marbella, que Dios nos coja confesados. Porque él acabaría en un impeachement, pero no antes de dejar el mundo jodido. Recuerdo, los primeros meses de Gil y Gil como alcalde de Marbella, una discusión que tuve con una persona que tenía relación con esa localidad y que defendía a ultranza lo que Gil y Gil estaba haciendo y lo que iba a hacer. Bueno, después de esto, todavía me queda una ínfima reserva de paciencia para reservarme el juicio. Pero tan ínfima que está a punto de evaporarse.

Aunque, naturalmente, bastante poco le importa a Trump lo que me quede de paciencia. Pero sólo me queda la palabra.

Un abrazo a todos.


Tomás


Sábado 4 de Febrero 10,09h

Joe, yo me esperaba que hoy iba a ser un envío de transicición y hete aquí que he levantado una polémica que no me esperaba, recibiendo una “avalancha” de respuestas. Por supuesto, me siento muy agradecido de que me leáis y más aún que me respondáis, pero si son muchas, me colapso. Así que voy a dar una respuesta genérica porque casi todas las respuestas van en la misma dirección. En primer lugar hablan de la manipulación que de Trump hace la prensa progre americana. Desde luego siento bastante aversión por la prensa progre y soy relativamente inmune a sus manipulaciones, por lo que coincido en parte con los que me dicen esto. Pero creo que hay que tener enorme cuidado con no caer en lo de que “si lo dice la prensa progre, es mentira”. Hay hechos que son incontrovertibles. Por ejemplo: no cabe didar de que ha dado orden de seguir construyendo el muro, ni de que ha dicho que lo van a pagar los mexicanos, ni de que ha echado para atrás el TTP, ni de que ha dicho que va a intentar acabar con NAFTA, ni de que ha destituido a la fiscal general (no sé el título exacto del cargo) por su oposición a la política de expulsión de emigrantes, ni de que ha dicho que va a castigar a las ciudades “santuario” ni de que ha amenazado a las empresas que no lleven su producción a los EEUU, etc, etc, etc. ¿O se ha inventado todo eso la prensa progre? Dicho esto, no, no tengo constancia de que le haya colgado el teléfono al primer ministro australiano, no estaba allí, pero dado el personaje, ¿a alguien le choca? Aplaudo su forma de enfrentarse a lo políticamente correcto, actitud que detesto (lo políticamente correcto). Pero hay muchas maneras de hacerlo. Maduro también se opone a su modo a lo políticamente correcto y hay muchas maneras de Trump que se le parecen. Un amigo mío americano, me dice que los americanos son muy “bestias”, entiendo que en el buen sentido de la palabra, diciendo que es muy directo. ¿Pero les gusta tanto la “bestiez” a lo Maduro? Porque por ahí va la “bestiez” de Trump. Si hace algunas de esas cosas, mucha gente sufrirá y pasará hambre en EEUU y en el resto del mundo, porque volver al siglo XIX en lo que a comercio internacional se refiere es insoportable. Ojo con usar a la prensa progre como excusa. En otro frente que tengo abierto, me dicen que lo de Fillon es un ataque de esa prensa. Es difícil que un político europeo me parezca mejor que Fillon y es verdad que la progresía francesa detesta un político como él. Pero esa campaña de acoso, que existe, nace de que Fillon, con una imprudencia e ingenuidad política temerarias, se lo ha puesto a huevo. Si no nos gusta la prensa progre, no le demos pie.

También estoy de acuerdo en que los americanos estén hartos de ser los policías del mundo y gastarse una pasta en eso. Me parece bien y justo que haga que Europa pague más por su defensa. Pero lo que no creo es que vaya a bajar los gastos de defensa intentando expulsar a China de las islas artificiales del mar del sur de China o diciendo que va a poner contra la pared a Corea del Norte o que va a participar activamente en el fin del ISIS. Todas estas cosas las suscribo, pero eso no le va a ahorrar dinero en defensa. Y si, por otro lado aumenta el gasto en obra pública y baja el tipo impositivo, aunque a medio plazo la ley de Laffert le haga recaudar más, el déficit va a ser de aúpa. ¿Cómo lo financiará?

No es un chorizo como Gil y Gil, me dicen algunos. Posiblemente no. Pero no me extrañaría nada que parte de los gastos del muro y del resto de obra pública que haga se lo pague, los mexicanos o él, a sus propias empresas. Y no porque intentando no pisar la raya la acabe pisando por error, sino porque la hibris --lease soberbia—del personaje le va, creo, a llevar a hacerlo. Deliberadamente va a jugar con ese conflicto de intereses. Y si lo hace, la democracia americana no se lo perdonará.

Por tanto, me ratifico. Mi margen de confianza sobre el personaje se reduce de día en día. Y creo que sus políticas económicas, diseñadas para decir a la clase media americana lo de “Let´s make America great again” son en gran medida demagogia que hará a América, a los americanos y al mundo, más pobre.

Pero, nos guste o no, la historia nos dirá. “¿Qué será, será? The future will come to see”, decía una Antigua canción de Doris Day. Esperemos que no traiga lágrimas.

Un abrazo y, de verdad, muchas gracias por vuestros comentarios. Pero no me hagáis trabajar tanto, ¡¡¡porfa!!!

Tomás


Domingo 5 de Febrero 02,03h

Trump, el rayo que no cesa.

No, no me digáis que soy un pesado, es que Trump no me da cuartel.

Primero, un juez federal de Seattle revoca el veto del Trump al visado de inmigrantes. Y la reacción de Trump en su Twitt (el nuevo BOE de EEUU) no se hace esperar. Dice: “The opinion of this so-called judge, which essentially takes law-enforcement away from our country, is ridiculous and will be overturned”. “La opinión de este que se dice juez, que en esencia elimina el cumplimiento de la ley en nuestro país, es ridícula y será revocada”. ¡Toma ya! No hay invento de la prensa progre. ¿A qué suena esto? ¡Desde luego, no a respeto a la separación de poderes!

Segundo, el recién nombrado por Trump Secretario de Defensa, Vincent Viola, renuncia al cargo antes de tomar posesión por conflicto de intereses entre su cargo y sus negocios. ¿Cómo se puede nombrar a una persona que se tiene que saber que tiene esos conflictos? Sólo hay una razón, creo. Porque al que le nombra le importan una mierda los conflictos de interés. Porque Trump los debe tener a montones. ¡Pero le da igual! ¡Para eso es el Presidente de los EEUU de Norteamérica! Gil y Gil. Huele a impeachment que te cagas.

Interesante comentario de Stanley Payne. Insatisfecho con ambos candidatos, pensó, por primera vez en su vida, no votar. Paro al final votó a Trump porque pensó que era más fácil que le destituyeran a él que a Hillary. ¡No está mal pensado! ¡Pence for President!


Un abrazo y perdonadme la brasa, pero quien es capaz de resistirse a esta marea.

Tomás.