6 de marzo de 2011

Cumplir 60 años

Tomás Alfaro Drake

Hace tres días, el 3 de Marzo, cumplí 60 años. ¡Sesenta años! ¡Cómo pasa la vida! Pero no es verdad, la vida no pasa, se cumple. Por eso se cumplen años. No se queman años, ni pasan, ni se tiran. Se cumplen. O, por lo menos, debieran cumplirse. La vida no es como un tren que pasa en la noche por un apeadero de pueblo, con las luces de los vagones encendidas, mientras nosotros, anclados en la tierra, miramos. Cuando acaba de pasar, la fría noche y el tedio vuelven a cercarnos y nos quedamos solos y desorientados. No. La vida no es así. O no debiera ser así. La vida debiera ser, más bien, como un depósito que va llenándose de agua vivificante. Está lleno de agujeros por los que el agua rebosa y riega los campos que le rodean, haciendo que brote más vida. ¿Es así mi vida? Creo sinceramente que sí. Pero no es así gracias a mí. Yo no puedo echar ni una gota de agua en mi depósito, ni puedo aumentar su capacidad en un litro, ni puedo hacerle un solo agujero. Es Dios el que le da su forma y su tamaño, el que lo llena de agua, el que le hace los agujeros en el sitio exacto. Yo sólo puedo dejarle construirme, abrirme para que su agua caiga dentro de mí y permitirle que me perfore, aunque a veces duela. Y eso, con fallos, con resistencias muchas veces, con alegría algunas, mal que bien, he intentado hacerlo. Si no a lo largo de toda mi vida, sí en los últimos veintitantos años. Y creo que me está llenando copiosa, generosamente, con una medida llena, apretada, colmada, rebosante y que me está perforando en muchos y buenos sitios.

¿Y el futuro? No sé. El futuro es incierto y los seres humanos vemos muy mal a través de él. Pero sí se una cosa con total certidumbre. que Dios tiene un plan para lo que me quede de vida y SÉ que si me dejo llevar por ese plan, lo mejor de mi vida, como el buen vino en las bodas de Caná, está todavía por venir. Lo mejor de mi vida no tiene por qué querer decir lo que más me apetece o lo que a mí me gustaría. Quiere decir, LO MEJOR. LO MEJOR para el Reino de Dios. Y, ¿cómo saber que me estoy dejando llevar por ese plan de Dios para mí? Dedicando todos los días un rato a estar en su presencia en silencio atento, dejándole que me hable en ese silencio. Espero hacerlo así. Y si así lo hago, espero, un día, poder decir, como Cristo dijo en sus últimas palabras; "Todo está cumplido". Y que ese día, toda el agua que ha echado en mi depósito vuelva, como un torrente, a Él, su única fuente, regando cuanto encuentre a su paso, vivificando, fecundando.

Que así sea.

14 comentarios:

Juan-Luis dijo...

Así sea, Tomás. Felicidades otra vez y siempre...

Anónimo dijo...

Muchas gracias Juan Luis.

Un fuerte abrazo.

Tomás

Snowcone97 dijo...

cuando llegaré a esa edad, me falta muchísimo

Anónimo dijo...

Querido Snowcone97. ¿97 es el año de tu nacimiento? Aunque así sea,y tengas 14 años, no te creas que falta tanto. El tiempo pasa que vuela. Pero lo importante es que, desde ahora, vayas poniendo los cimientos para que cuando llegues a los 60, puedas decir que los has cumplido en vez de decir que se han ido. Estoy seguro de que así será (lo de haberlos cumplido). Pero no te olvides que es ,uy difícil llegar a los 60 años habiendo cumplido sin la ayuda de Dios. Pídesela todos los días de tu vida.

Un abrazo.

Tomás

ROSALINA dijo...

Buscando artículos referentes a la llegada a los 60, encontrè esta reflexiòn tan interesante. En Febrero cumpliré 60, con la gracia de Dios. Felicitaciones por este Blor que encontrè casualmente y que me encantaría seguir. Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Querida Rosalina, soy Tomás. ¡Bienvenida al blog! Me encantaría que siguiese el blog, que te dieses una vuelta por él y que, de cuando en cuando, me dejases algún comentario.
Un abrazo y feliz 60 cumpleaños en Febrero.

Tomás

ROSALINA dijo...

Gracias Tomás por tu saludo de cumpleaños. Ayer, 25 de Febrero de 2013 he cumplido 60 años, agradeciendo desde muy temprano en la Eucaristía diaria a la que asisto a nuestro Padre Dios por el don de la vida. Me alegro de haber encontrado este Blog y me encantará siempre leer tus hermosas reflexiones, como la primera que leí sobre lo que significa cumplir los 60. Desde Perú te envío un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Muchas felicidades Rosalina por tu 60 cumpleaños! Yo hoy he cumplido 62. Verdaderamente, cuantas gracias tenemos que dar a Dios por el don de la vida. Espero que nos conceda muchos más para darle gloria con nuestra vida.

Un abrazo.

Tomás

Anónimo dijo...

Cumplí los 60 años en febrero y la celebración fue una operación urgente de un quiste en el cerebro....en aquel momento pensé que ya habia llegado la hora de marcharme...que vaya manera de llegar a una edad tan determinante...pasé los peores 15 días de mi vida....pero ya hoy gracias a Dios estoy mejor...aun con muchas molestias pero con la gran noticia fue que el tumor no era maligno y no es necesario ningún tipo de tratamiento extra....así que el día que me dieron la notiocia fue cuando empecé a celebrar los 60 años.....y estoy con grandes proyectos...apuntarme en un gimnasio, conocer coas que siempre he dejado a un lado, aprender coas nuevas....ir a museos, coloquios...etc., etc....Hoy empezaré de cero.....así que solamente soy un bebé de 4 meses....jajaja tengo toda la vida por delante¡¡¡¡¡

ROSALINA dijo...

Tomás, Gracias a Dios por permitir que tu operación fuera un èxito y que todo salió bien. Realmente yo siento que es dificil cumplir los sesenta, que no nos sentimos como cuando teníamos 30 o 40 hasta 50.........el tiempo pasa. Creo soy hipocondriaca, pero sufro de algunos males que me deprimen facilmente. Ahora estoy en Chequeos médicos. Que sea la voluntad del Padre. Gracias por tus reflexiones y contagiarme tu optimismo por la vida aun en esta etapa de los 60. Un abrazo . Rosalina

ROSALINA dijo...

Tomás, Gracias a Dios por permitir que tu operación fuera un èxito y que todo salió bien. Realmente yo siento que es dificil cumplir los sesenta, que no nos sentimos como cuando teníamos 30 o 40 hasta 50.........el tiempo pasa. Creo soy hipocondriaca, pero sufro de algunos males que me deprimen facilmente. Ahora estoy en Chequeos médicos. Que sea la voluntad del Padre. Gracias por tus reflexiones y contagiarme tu optimismo por la vida aun en esta etapa de los 60. Un abrazo . Rosalina

ROSALINA dijo...

Hola Tomás, he tratado de enviarte mis comentarios, pero no puedo ingresarlos. Me alegro mucho de tu recuperación y lo que dices es verdad, he cumplido los 60 hace algunos meses y siento que el tiempo pasa la factura, pues si no es una cosa es la otra. Todo se lo dejo a Dios que nos ama y está siempre a nuestro lado. Abrazos desde Perú.

Anónimo dijo...

Querido Anónimo: ¡Cómo me alegro de que el tumor no fuese maligno y de que estés con tan magnífico espíritu. Sin duda, Dios te está brindando una nueva vida. Ten la seguridad de que rezaré para que la disfrutes durante muchos años. Reza tú también por mí.

Un abrazo.

Tomás

Anónimo dijo...

Querida Rosalina: Perdona que con el lío que estoy teniendo no haya podido publicar antes tus comentarios. Lo primero, decirte que el operado del tumor no soy yo, sino una persona que ha hecho un comentario. Pero te agradezco tus oraciones creyendo que era yo. Rezamos juntos por el operado y rezo por ti, para que te sientas bien.

Paz. Pídele a Dios la gracia de la paz. Pero no te olvides, le pides una gracia. Ni se la puedes exigir ni la puedes conseguir tú. Sólo se la puedes pedir desde la pobreza, un día y otro, sin descanso, como la viuda insistente del Evangelio. Si Él ve, con su sabiduría y su bondad, que es la paz lo que necesitas, te la dará, no lo dudes ni un instante. Pero puede que en sus planes, que no son los nuestros, que son infinitamente sabios y buenos, no sea tu paz lo mejor para el mundo. Entonces, siéntete feliz de que esté usando como instrumento suyo tu falta de paz para la salvación de muchos según su plan. Algún día lo verás y dirás: "Ah, mira, tenía que ser así. ¡qué sabio, que bueno, que misericordioso era mi Dios cuando no me daba la paz que le pedía". Pero dicho esto, rezo para que te la de y espero que lo haga. Paz para tu vida Rosalina.

Un abrazo muy fuerte.

Tomás