11 de noviembre de 2016

Tres reacciones demócratas a la victoria de Trump

No me puedo privar de comentar tres formas de reacción de distintos colectivos pro Hillary.

La primera son la propia Hillary y Obama. Sombrero.

La segunda es de alguien que puede ser representante de los hillarianos con sentido común e inteligentes. El ejemplo es Tim Urban, demócrata (del partido demócrata quiero decir) hasta las cachas, autor de un blog increíblemente interesante que arrasa en los EEUU que se llama waitbutwhy y que os aconsejo visitar. Análisis de sombrero. Ahí va el link, un poco largo y en inglés, pero suculento.


La tercera, lamentable, es la de los “progres”. Si eso mismo lo hiciesen los seguidores de Trump si éste hubiera perdido, le llamarían fascistas antidemócratas. Pero si son progres… se usa otra vara de medir. Anoche, en el análisis de 24h, a pesar de que se pusieron imágenes, no merecieron ni un comentario de pasada. Todo muy bien. Cierto que Trump amenazó con montar un pollo si perdía, pero si lo hubiese hecho, le hubiesen llamado fascista antidemócrata y con razón en lo segundo, porque en el siglo XXI no tengo ni idea de lo que significa que a uno le llamen fascista. Ahí va el link.